Diario EURO: Recuperándome de la emoción

He tardado en escribir, lo sé, no ha sido porque carezca de tiempo libro (de hecho he acabado los exámenes ya) pero es que llevo un par de días anestesiado, demasiado emocionado como para poder expresar mis sentimientos con palabras. El pasado domingo día 22 de Junio fue uno de los momentos más felices de mi vida, después de tantos años hemos visto a España en una semifinal y que manera de llegar hasta ella. A continuación no os voy a hacer un resumen minucioso con estadísticas y términos futbolísticos, os voy a intentar resumir mis sentimientos y lo que sentí la noche del día 22 en la que Italia dijo “adiós”.

El fútbol es mi deporte favorito, no lo practico (juego a fútbol sala) pero es el espectáculo deportivo con el que mas me emociono el que consigue sacar lo mejor y lo peor de mi. El domingo estaba nervioso, jodidamente nervioso se podría decir, nunca me había sentido así, ni en los cuartos del pasado mundial contra Francia. España se enfrentaba a Italia y podía pasar cualquier cosa, encima al ser domingo pase todo el día tocándome la barriga, pensando en el partido y mirando el reloj, pero el tiempo no pasaba, que largo se me hizo el día hasta que empezó el partido a las 20:45. Estaba en mi casa con mi cuñado y con mi mejor amigo, mi hermano, David, su novia Patri, mi hermanita, mi cuñada y mi amor. Empezó el partido y todo se paró, no se oían coches, las calles estaban desiertas, mas de 14 millones de personas estaban pegadas al televisor viendo si España, su selección, podría acabar con la maldición de los “cuartos”.

A lo largo del partido se demostró que equipo era mejor técnica y tácticamente, España arrolló en juego a Italia pero entre su defensa, su gran portero y el maldito arbitro desbarataron una tras otra las ocasiones del la selección nacional. Pasaban los minutos, tiro de Senna al palo, jugada de Silva con peligro, lanzamiento de falta de Villa…etc. Con algún susto llegamos al tiempo añadido, España volvía a ser mejor, no había duda se merecía la victoria, del campo habían salido Xavi, Iniesta y Torres por Fábregas, Cazorla y Güiza respectivamente. Pero se acabó el tiempo extra de la prorroga con una gran ocasión de Villa que no llego al centro-chut de Cazorla. Había llegado la hora de la verdad, la lotería, la gloria o el infierno… habían llegado los penaltis.

Yo no sabia donde meterme, pensé en no ver los penaltis, no podía ya, de hacer fuerza estaba exhausto, sudando, y nervioso, muy nervioso. Al final nos arropamos con la bandera española y encaramos el último tramo del partido. Empezó Villa, gol. Le siguió Grosso, gol. Le tocó a Cazorla, un novato, que miedo, gol. Ahora el turno era del sobrevalorado De Rossi (desaparecido los 120 minutos) fallo, bueno corrijo, paradón del mejor portero del mundo Iker Casillas. Le tocaba al hispano brasileño Senna, golazo, 3-1 y estábamos casi. El indio Camoranesi enfilo el balón y marco por la escuadra, 3-2. Nos tocaba, otro novato, Güiza, máximo goleador español, fallo. Mal tirado y parado por Buffon. Le tocaba al “tramposo” de Di Natale… paradón de Casillas, se empezaba a perfilar el héroe de la noche, San Iker. Penalti decisivo, si marcábamos estábamos en semifinales, lo nunca visto en 24 años, la maldición de los cuartos, de los italianos, de los penaltis se podía ir de un plumazo si marcaba un catalán ya casi londinense, Cesc Fábregas. Con pasmosa tranquilidad para un chaval que cuenta con 21 años se acercó al punto de penalti, pierna derecha y a la derecha…gol…

Pues lo que vino después es igual en todas las casas y bares de España, emoción contenida durante 120 minutos y una tanda de penaltis, bueno y durante 24 años, para mi toda la vida, la emoción de ver a mi selección superar los cuartos ganando a la campeona del mundo y llegar a semifinales. Increíble momento, irrepetible. Es posible que no lleguemos más lejos pero merece la pena creérselo, confiar y animar a este equipo. El jueves la semifinal contra los rusos venidos a más, el domingo la final contra el ganador del Alemania-Turquía. Nadie sabe que pasará, pero de momento disfrutemos de lo conseguido. Gracias ESPAÑA.

Saludos

Anuncios

2 Responses to Diario EURO: Recuperándome de la emoción

  1. David dice:

    Que grande fue ese momento. Yo lo viviré una y otra vez en mi memoria porque además del resultado, la fase y el momento estaba el rival. Todo salió a pedir de boca aunque casi me da un jamacuco.

    Lo bueno es que quedan 3 partidos solo de la Eurocopa y por primera vez desde que lo vemos estamos ahí y con posibilidades de jugar una final. Yo lo he dicho ya muchas veces, si perdemos 5-0 no me decepcionarán porque me han hecho feliz con todo el torneo que llevamos. Tan solo falta poner la guinda. GRACIAS HEROES!!!

    PD: Bro el Jueves estamos ahí de nuevo al pie del cañón!!! P-O-D-E-M-O-S!

  2. toshokan dice:

    Esta claro, ya somos felices. De todas formas creo que contra Rusia vamos a hacer una gran partido y seguramente estemos en la final.

    El jueves otro gran día! Hasta mañana bro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: